Blog

El Estrés y la quiropráctica

By 3 julio, 2017 No Comments

EL ESTRÉS 

Es el estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al normal; suele provocar diversos trastornos físicos y mentales, también se puede definir como un conjunto de alteraciones que se producen en el organismo como respuesta física ante determinados estímulos repetidos, como por ejemplo el frío, el miedo, la alegría, etc.

Los factores que influyen para tener estrés son;

  1. situaciones que fuerzan a procesar el cerebro
  2. estímulos ambientales
  3. percepciones de amenaza
  4. alteración de las funciones fisiológicas (enfermedades, adicciones, etc.)
  5. aislamiento y confinamiento
  6. bloqueos en nuestros intereses
  7. presión grupal
  8. frustración
  9. no conseguir objetivos planeados
  10. relaciones sociales complicadas o fallidas

Cuando los problemas nos agobian, la tensión suele acumularse en algunas zonas del cuerpo, ocasionando contracturas musculares que, a su vez, provocan dolor, estimulan la irritabilidad y afectan nuestra postura.

Para tratar de aliviar estas dolencias y proporcionar un mejor estilo de vida nace la quiropráctica. Más que una ciencia, es una filosofía de la salud que se basa en el estudio de la columna vertebral y su relación con el sistema nervioso y los problemas que los aquejan.

Al detectar, corregir y prevenir las subluxaciones o huesos desalineados de la columna -cuya presión en los nervios es la causante del dolor- se estimulan otras zonas del cuerpo, llegando a producir una sensación de bienestar integral a corto y largo plazo.

Nuestra respuesta biológica ante el estrés está controlada por nuestro sistema nervioso autónomo, el cual se compone de dos ramas antagónicas, denominadas “simpática” y “parasimpático”. La primera desempeña un papel de “acelerador” del organismo, mientras que la segunda actúa como “freno”.

Ante una percepción de peligro, el “acelerador” nos prepara para una reacción física inmediata: el corazón y la respiración se aceleran, la tensión muscular y la presión sanguínea aumentan. Esta respuesta fisiológica, llamada “de lucha o huida” fue esencial para la supervivencia de nuestra especie en la prehistoria, permitiéndonos cazar nuestras presas o huir de nuestros depredadores. Concluida la amenaza, el “freno” toma el relevo. La frecuencia cardiaca disminuye, el funcionamiento del organismo vuelve a la normalidad.

Para tratar de aliviar estas dolencias y proporcionar un mejor estilo de vida nace la quiropráctica. Más que una ciencia, es una filosofía de la salud que se basa en el estudio de la columna vertebral y su relación con el sistema nervioso y los problemas que los aquejan.

La Quiropráctica, es una terapia natural que no recurre ni a los fármacos ni a la cirugía, refuerza la resistencia del organismo frente al estrés.

Al eliminar las interferencias nerviosas a lo largo de la columna, el doctor en Quiropráctica   dotando al organismo de una mejor capacidad de adaptación a su medio ambiente.