BlogUncategorized

El veganismo, vivir en armonía con los animales

By 13 marzo, 2017 No Comments

 

Muchos se sorprenden, otros lo admiran y algunos no lo entienden. En cualquier caso, se puede llevar una vida sin necesidad de usar ningún tipo de producto de origen animal, incluido en la alimentación. El veganismo es el máximo grado de respeto que podemos mostrar a los animales, ya que al no incluir estos productos  en nuestra vida, no colaboramos con la explotación y el sufrimiento a los que los animales se ven sometido durante su vida y muerte en granjas y piscifactorías.  Y no solo eso, los veganos defienden cualquier situación en las que los animales son usados como espectáculo, diversión o cualquier otra circunstancia que puedan anular la dignidad de éstos. Cada animal es una vida, y esa vida es tan valiosa como la tuya o la mía.

Algunos opinan que el veganismo es una moda más,  pero realmente es un gran avance. El ser humano avanza en sus ideales y moral: los derechos humanos, la  democratización de la salud y la educación, la igualdad de género…  El respeto hacia los que no son como nosotros, a los de otra especie, es un paso más en nuestra evolución. Tal y como decía el genio Leonardo da Vinci hace siglos: “Llegará un tiempo en que los seres humanos se contentarán con una alimentación vegetal y se considerará la matanza de un animal como un crimen, igual que el asesinato de un ser humano”.

En este artículo vamos a centrarnos en la alimentación. Lo que el cuerpo necesita no son unos alimentos u otros, si no unos nutrientes concretos: proteínas, vitaminas, minerales… Está comprobado que todo lo que necesitamos se puede obtener de las verduras, legumbres, frutas, frutos secos, cereales… A excepción dela vitamina b12, la que deberemos tomar en forma  de suplemento.  El hecho de que no seas vegano, no te garantiza que estés obteniendo todos lo que tu cuerpo necesita,  a la vista  está en el gran número de enfermedades  y deficiencias que existen en la mayor parte de la población. La clave está en nutrirse de forma correcta.

Aunque cada vez hay más información sobre este tema, hay ciertas sustancias necesarias para el organismo a los que muchos preocupan no obtener. Por ello, consideramos interesante  dejarte esta lista de alimentos sobre los que a veces surgen dudas.

  • Las proteínas: se debe incluir una ración de proteína en cada comida que se realice, ya que éstas son fundamentales para formar tejidos, actúan como anticuerpos, realizan función transportadora…Éstas se pueden encontrar en  la soja, lentejas, garbanzos, judías, arroz…Por lo general se recomienda consumir 0,8 g por cada kilogramo de peso.
  • El calcio: este mineral es fundamental para la transmisión nerviosa y regular la función cardíaca, además de servir para aumentar la masa y la densidad ósea. Un adulto sano debe tomar entre 1000 y 1200mg/día. Las fuentes de calcio vegetales más interesantes son: sésamo, brócoli, almendras, legumbres, higos secos, mandarinas, kiwis…
  • La vitamina D: tomar el sol unos veinte minutos al día, es suficiente para tener las dosis necesarias de vitamina D. En caso de no poder por diversas circunstancias, se pueden tomar alimentos fortificados con dicha vitamina.
  • El omega3: estos ácidos grasos son beneficiosos para el corazón, actúan como antiinflamatorios y anticoagulantes, disminuyen el colesterol y los triglicéridos, reducen la presión sanguínea… Se pueden encontrar en los aceites de linaza y canola. Para un adulto sano la dosis recomendada es de 1g/día.
  • El hierro: este mineral se encuentra en cada una de nuestras células y es encargado de producir la hemoglobina, parte importante de las células sanguíneas. Los alimentos en los que puedes encontrarlos son lentejas, garbanzos, espinacas, acelgas, tomates, anacardos, almendras, pistachos, quínoa… Las cantidades recomendadas para un hombre adulto son de 8mg/ día, mientras que en las mujeres se recomienda el doble.
  • El zinc: este importantísimo mineral participa en numerosas reacciones químicas celulares. Lo podemos encontrar en el maíz, los garbanzos, la avena, las almendras, las lentejas…Lo recomendado es entre 10-12mg/día, sin superar los 40mg.

Las cantidades de los diferentes elementos pueden variar dependiendo del estado básico de salud, la edad, si se está embarazada… Por ello en ocasiones será necesario adaptar la dosis según necesidad. Consulta a  un especialista en nutrición, te podrán asesorar que es lo más adecuado según tu caso.

Así que como ves, ser vegano es totalmente compatible con llevar una alimentación saludable. En cuanto si es mejor hacerte vegano de un día para otro o de forma paulatina, eres tú quien tienes que ir valorándolo. Lo importante es estar 100% concienciado e inspirado de que realmente lo quieres hacer, sea por motivos éticos o alimenticios. Y por supuesto, es importante saber cómo comer, aunque esto es algo que todos debemos saber, veganos o no.

 

Rebeca Sánchez