was successfully added to your cart.

Carrito

Blog

Tracto Intestinal e Inflamación Abdominal

By 2 octubre, 2017 No Comments
Quiropractico Madrid

¿Cómo podemos mejorar nuestra función intestinal y reducir la inflamación abdominal?

A todos nos gustaría tener un vientre plano, pero no le damos mucha importancia hasta que nos damos cuenta que influye en nuestra estética, pero sin embargo tener el abdomen inflamado suele ser señal de que algo no anda del todo bien en tu organismo. Lo más seguro es que tu salud puede estar comprometida, y es por eso que la reacción de tu abdomen es inflamarse.
La inflamación abdominal no sólo te puede llegar a causar malestar, sino que puede llevar consigo otras molestias más graves, como por ejemplo el síndrome de intestino irritable, este por nombrar sólo algunas de las causas por las cuales puedes tener el abdomen inflamado. Por eso es muy necesario conocer qué te puede llegar a afectar, y ante todo cómo prevenirlo antes de que aparezcan otras patologías más importantes, además de la acumulación de grasa abdominal, tan molesta.

Puede haber varias causas

  • Mala función intestinal

 Es una de las causas más comunes de la inflamación abdominal.

Para mantener una dieta que regule nuestro tracto intestinal y no le irrite es importante que sepamos que la combinación de ciertos alimentos y las cantidades pueden producir fermentación y provocar esos gases tan molestos e irritación, esto da lugar a malas digestiones y una mala absorción de los nutrientes. También ciertos ingredientes alimenticios que llevan muchos alimentos procesados, producen gases e irritación.

Cuantos más ingredientes mezclamos en una comida más posibilidad hay de fermentación.

  •  Alimentos procesados

Los alimentos procesados son otra de las causas. Las comidas procesadas hacen que los alimentos simples se compliquen y se vuelvan insanos.

Cuando hablamos de “alimentos procesados”, se hace referencia a aquellos alimentos que no se encuentran en su estado natural cuando los adquirimos y que en su etiqueta cuentan con una lista de dos o más ingredientes.

Muchos especialistas afirman que algunas personas presentan exceso de aire en el estómago y esto se produce debido al exceso en su consumo pues por lo general este tipo de alimentos llevan  conservantes, edulcorantes  y colorantes y son altos en sodio y bajos en fibra, dos sustancias que no se harán esperar para inflamar tu abdomen. Por eso los expertos te recomiendan que al momento de comprar tus alimentos procures llevar contigo los productos que sean bajos o libres de sodio y lo mas naturales posibles, y los menos manipulados.

 

  • Alergias e intolerancias

Existen muchas personas que tienen alergias o intolerancias a diferentes tipos de alimento. Algunas de ellas pueden causar inflamación abdominal. La lactosa, por ejemplo, puede ser una de las causas más frecuentes de hinchazón, debido a que provoca que en el organismo se acumulen gases, por ello es mejor que si tienes intolerancia a este alimento, lo sustituyas por yogures, quesos y leches sin lactosa  y bajos en grasas, o aun mejor por bebidas vegetales que tienen muchas y buenas propiedades y de las que hay gran variedad en el mercado.

  • Velocidad en las comidas

El comer deprisa es un error común, debido al ritmo de vida que llevamos, lo malo es que es un hábito adquirido en muchos casos y cuesta mucho trabajo corregirlo. Lo que sucede es que además de obstruir la buena absorción de los nutrientes hace que comamos más cantidad y que nos entre aire. Por eso te recomendamos que comas más lento, lo que hará que disfrutes más de tu comida, y al mismo tiempo te saciarás más rápido, lo que llevará a que comas menos cantidad  y por lo tanto mezclaras menos alimentos y la digestión será más ligera.

  • Falta de ejercicio

La falta de ejercicio es un  agravante pues el sedentarismo pues ocasiona que no funcione el mecanismo de movilidad del intestino. Además, no permite que exista la necesaria liberación de hormonas que hacen que trabaje adecuadamente el estómago.

Para combatir el bajo tono muscular en esa zona, resulta necesario ocuparse de dos aspectos fundamentales: realizar ejercicios abdominales, que cumplen una función esencial para la salud, pues mantienen las vísceras en su lugar, protegiendo los órganos del aparato digestivo, y evitar malas posturas.

 

¿Qué debemos excluir de nuestra  dieta para evitar el problema?

 

  • Bebidas con gas, cafeína y alcohol.
  • Grasas procesadas.
  • Verduras: como cebolla, espárrago y ajo, crudos
  • Legumbres: como guisante, soja y lentejas.
  • Disminuir Cereales: trigo y derivados, centeno y cebada.
  • Lácteos: como leche, quesos y derivados (de vaca).
  • Edulcorantes artificiales: productos que contienen sorbitol (E420), manitol (E421), isomalt (E953), maltitol (E965) y xilitol (E967), etc. Estos excipientes en su mayoría son azucares irritantes.

 

¿Qué alimentos debemos potenciar?

Aguacate, almendras, salmón, manzana, verduras de hoja verde, zanahorias, calabaza, y avena, esta última protege la flora intestinal y es un cereal excelente para empezar el día.

Es conveniente lavar bien el arroz antes de cocinar para quitarle el almidón.

También las especias ayudan a luchar contra las bacterias infecciosas, laurel. Tomillo, cúrcuma, romero, albahaca….

Respetar las cinco comidas es muy importante para mantener activo el aparato digestivo y su funcionamiento.

Finalmente debes saber que por lo general la inflamación abdominal  suele estar causada por una inadecuada alimentación, u otros malos hábitos de vida, como llevar una vida sedentaria y no hacer deporte. Cuando se manifiesta repetitivamente se comienzan a acumular las grasas dificultando las funciones en nuestro organismo y apareciendo nuevas inflamaciones y patologías. Te recomendamos que consumas alimentos ricos en fibra, tu estómago te lo agradecerá. Las frutas y hortalizas también ayudarán a mejorar tu digestión.

No dejes que la inflamación merme tu estado de salud.

Call Now Button
Hola ¿En que podemos ayudarte ?
Powered by