Blog

Sabes la diferencia fundamental entre habito y adicion?

By 5 septiembre, 2016 No Comments

   saludable224 mal hábitos small

Hábito o adicción, salud o destrucción.

Tal como lo explicamos durante nuestra sesión informativa, tú estado de salud depende de la suma de todos los pequeños hábitos o adicciones que has tenido a lo largo de tu vida, por eso es tan importante saber diferenciarlos, algo que poca gente sabe hacer.

Hay una línea muy delgada entre ambas cosas y si se cruza, las consecuencias pueden ser muy desagradables… 

 Hábito

Un hábito se define como un comportamiento adquirido por repetición frecuente de una actividad, hasta el punto en que la persona deja de ser consciente de lo que está haciendo. Por ejemplo: morderse las uñas, mover losimages (1) pies…

Los hábitos pueden ser tanto positivos como negativos, pero no son de naturaleza destructiva. La repetición continua de alguna actividad hace que el cerebro mande señales de manera automática para que volvamos a realizar determinado acto.

 Adicción

La adicción se define como la compulsiva necesidad de hacer algo o de usar determinada sustancia. En este caso, hay una dependencia; como por ejemplo, en el caso de las drogas (heroína, alcohol, nicotina…); El problema es que hoy en día crece el número de adiccioneimages (11)s debido a las nuevas tecnologías.

Cuando se tiene una adicción, la persona no escatima recursos o no le importa llegar a las últimas consecuenc
ias para conseguir lo que quiere.

Asimismo, las adicciones también afectan a la memoria de una persona, su capacidad para tomar decisiones y su capacidad de aprendizaje.

Diferencias entre adicción y hábito

Un hábito puede ser cambiado o modificado; pero las adicciones son difíciles de dejar y requieren de ayuda profesional, aún así, en ambos casos hace falta trabajo duro y determinación.

  •  Los hábitos son acciones que las personas repiten y de las cuales a veces no son conscientes, mientras que
  • La  adicción es una forma extrema y compulsiva de hábito; en la que la persona afectada tiene dependencia de algo y ningún control de sus acciones.
  • Los hábitos pueden controlarse y requieren de constancia
  • Las adicciones son muy difíciles de controlar y requieren de rehabilitación
  • Los hábitos pueden ser positivos o negativos
  • Las adicciones son siempre negativas.
  • .Ejemplos de hábitos: mover las orejas, frotarse las manos, correr todos los días. Ejemplos de adicciones: juegos de azar, drogas, alcohol.

Se nos habla de adicción a las drogas ilegales, adicción a las drogas legales, adicción a la comida, adicción al trabajo, adicción al deporte, adicción a las dietas, adicción a Internet, adicción a… y este término nos confunde. La adicción es algo muy serio que puede llevarnos a la muerte.

Cambios de hábito

Podemos empezar por cambiar los hábitos malos para poder prevenir las adicciones,, si estamos sanos y nos cuidamos será más difícil que nuestro cerebro acepte una adicción.

William James, uno de los padres de la psicología moderna, decía que “nuestro cerebro tiene la flexibilidad suficiente para aceptar nuevos hábitos pero que no le gusta ceder de inmediato”. ¿Qué significa esto? Que para que nuestro cerebro adopte un nuehabitos-alimenticiosvo hábito tenemos que darle argumentos. ¿Y cómo? Según James, la manera de hacerlo es repetir durante 21 días aquello a lo que queremos acostumbrarnos. Así, cada vez que repetimos la acción en cuestión, a nuestro cerebro le supone un menor esfuerzo realizarla hasta que llega el momento en que éste acaba “cediendo” y convierte dicha costumbre en un hábito.

En 21 días nuestra actividad neuronal se modifica y es posible crear nuevos patrones de conducta de forma automática.
Cuando lo que queremos es cambiar un habito malo por unos bueno lo más fácil es negociar, a  que nos referimos con esto? Pues por ejemplo con la comida “ hoy no voy a picotear pero voy a merendar dos piezas de fruta” este cambio será mejor aceptado por el cerebro y poco a poco irá cediendo y acostumbrándose  Todos estos objetivos han de ser realistas y factibles, y para ello lo mejor es no intentar modificar muchas cosas a la vez. El truco pues: marcarse objetivos, ¡pero no demasiados! Poco a poco

El problema es que valoramos más el placer inmediato, sin darnos cuenta de que con el tiempo este placer se puede convertir en un problema grave de salud, sin embargo no somos conscientes de que la satisfacción que nos producirán a lo largo de nuestra vida nuestros sacrificios será mucho más gratificante y eternamente mas duradera que el mero placer de unos instantes.

Si repetimos esta reflexión será más fácil conseguir buenos hábitos y calidad de vida.