was successfully added to your cart.

Carrito

Sin categoría

¿Porque jalea real y propóleo para el otoño?

By 14 septiembre, 2021 No Comments

¿Por qué la jalea real y el propóleo en otoño?

La jalea real y el propóleo son productos de la colmena que tienen una larga historia y son bien conocidos desde la antigüedad, tienen la característica de que aportan muchos nutrientes y minerales.

¿Qué es la Jalea Real?

La jalea real es el único alimento de la abeja reina durante toda su vida. La Jalea Real es una sustancia con alto valor nutritivo, que contiene una combinación única de agua, proteínas carbohidratos, lípidos, aminoácidos, vitaminas y minerales.

¿Sabes que hay varios tipos de jalea real?

La Jalea Real pura se refiere a la variedad extraída y tratada directamente de la colmena; la Jalea Real Bio es la cultivada en campos sostenibles desde el punto de vista ecológico, donde las abejas toman el néctar; y la Jalea Real liofilizada es Jalea Real pura donde se elimina el agua.

¿Qué es el Propóleo?

El Propóleo es una mezcla natural producida por las abejas que se obtiene de los brotes, yemas y exudados de savia de los árboles y otras fuentes vegetales. La palabra propóleo (própolis) proviene del griego: «pro» = delante, «polis» = ciudad, ya que la función del propóleo es el de protector de la colonia, cementando las aberturas o pequeños huecos de la colmena, protegiendo así a las abejas del exterior.

El Propóleo consta de al menos 300 compuestos,

Los complementos naturales que contienen propóleo son de utilidad durante los cambios de estación (llegada del otoño y el invierno).

Los productos de la colmena tienen una larga historia y son bien conocidos desde la antigüedad. Hoy en día, sus usos se han ampliado desde el ámbito de la alimentación hasta la cosmética. En sí, la apicultura es una tradición milenaria dedicada a la crianza de estos…

¿Cuáles son los Suplementos más importantes a tener en cuenta en otoño?

Todos tienen en común que activan nuestro sistema inmunológico aportando a la vez más energía natural e inmunidad hacia infecciones.

  • Equinácea
  • Ginseng coreano
  • Vitamina C
  • Complejo vitaminas B
  • Jalea real, Propóleo
  • Vitamina D3
  • Bisciglinato de magnesio
  • Probioticos
  • Zinc, cobre, manganeso
  • Vitamina B9 o ácido fólico (sobre todo si ingerimos menor cantidad de verduras y hortalizas crudas de hoja verde oscuro)
  • Tomillo, uña de gato

El consejo es siempre que busquemos un suplemento de buena calidad y en dosis óptimas guiados por un profesional.

No hace falta tomarlos durante toda la época de frío, pero sí es aconsejable hacerlo al principio del otoño y entrado el invierno y siempre que realmente lo necesitemos.