was successfully added to your cart.
Blog

¿Porque debemos hacer nuestro propio Muesli?

By 1 febrero, 2019 No Comments

Los cereales son hidratos de carbono, nos aportan energía, por lo que son la mejor gasolina para el funcionamiento de nuestro cuerpo. Además, son muy recomendables, porque nos proporcionan proteínas y su contenido en grasa es muy bajo.

Es cierto que bajo esta información muchas personas  aseguran que toman cereales todos los días, pero ¿Qué tipo de cereales?

Cuando hablamos de cereales de desayuno todo el mundo piensa en los típicos cereales de supermercado que todos conocemos y en esos mueslis que muchas veces no estamos seguros de lo que tienen. De hecho, es el único desayuno de muchos niños pues  cada vez es más normal que los más pequeños de la casa apuesten por tomar nada más levantarse un tazón de cereales en lugar de las clásicas  galletas o magdalenas. La razón es sencilla: suelen promocionarse como un desayuno equilibrado perfecto para los niños. No obstante, una nueva investigación realizada por la asociación « Action On Sugar» acaba de demostrar que –algunos de ellos- están muy lejos de ser saludables al contener una ingente cantidad de azúcar.

¿Pero sabemos que es lo que contienen y hasta que cantidad de cereal llevan, que cantidad de azúcar, que cantidad de sal?

Realmente estos no son cereales integrales, en si dichos, si es cierto que llevan una parte de cereal, pero en su mayoría son refinados, con lo que tienen pocos nutrientes, y están enriquecidos con: sal, azúcar, jarabe de glucosa, miel, carbonato cálcico, aceite vegetal…, así que, tienen un elevado porcentaje de azucares y sal, y muy poca fibra.

Esto quiere decir que aportamos igual o mas calorías que los cereales integrales y mucho menos alimento, ayudando así a sobrepasar nuestra ingesta diaria de azucares y sal.

Daremos unos datos interesantes de las aportaciones de sal, azúcar y fibra, solo tenéis que leer los valores nutricionales de los envases y sacar vuestras propias conclusiones

  • Para ser bajo en azucares, un alimento debe de llevar menos de 5 gr / 100 gr y llevan entre 16 y 23 gr, casi la cuarta parte del producto (En el caso de los cereales dirigidos a los niños la cantidad de azúcar se eleva considerablemente entre los 28 y 43 gr / 100 gr)
  • Para ser bajo en sal debe de llevar máximo de 3 gr y lleva 0,9 y 1,3 gr (muy similar a lo que llevan las conservas)
  • Para que un alimento sea alto en fibra debe contener más de 6 gr de fibra/ 100 gr y tiene entre 2,5 y 4,5 gr / 100 gr

Sin embargo, los cereales integrales, como son la avena, el centeno, el maíz…tienen mucha fibra, por lo que juega un papel muy importante en la cura de enfermedades del aparato digestivo, y son muy nutritivos, ayudan a reducir el colesterol y a evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares, y tienen un papel antioxidante muy importante debido a la presencia de vitaminas y minerales (vitamina E, complejo B, hierro, magnesio y calcio). Estos hidratos se presentan en forma de almidones, con lo cual mantiene los niveles de azúcar equilibrados.

Por eso es bueno empezar el día con un  puñado de este alimento, pero huyendo de las marcas comerciales y de los alimentos procesados. Es muy fácil elaborar una buena mezcla, lo que llamaríamos un buen muesli para desayuno. Tampoco hace falta combinar muchos productos, podemos ir cambiando de combinaciones alternando cereales con frutos secos, cereales con frutas secas o cereales con frutos rojos.

Con una buena combinación bastara con dos cucharadas en el desayuno para aportar la fibra y los hidratos necesarios, tenemos una amplia gama de ingredientes para elaborarnos nuestro muesli a medidas, teniendo en cuenta que la base son los cereales, aportaremos así todos los nutrientes citados anteriormente.

 

Este es un ejemplo de muesli casero, bastante adaptado a todos los gustos;

  • 110gr de Copos de avena.
  • 110gr de Copos de centeno.
  • 110 gr de Salvado de trigo.
  • 300 gr de Sirope de arce.
  • 200 gr de aceita de girasol.
  • Dos puñaditos de nueces y almendras en trocitos.

Se puede añadir un puñadito de pasas (opcional).

Se coloca todo sobre una bandeja de horno con papel y se hornea a 100 grados durante diez minutos y listo.

También podemos mezclarlos en crudo y añadir, en el momento de tomarlos, un chorrito de miel.

 

 

 

 

 

×
Hola. En que podemos ayudarte