was successfully added to your cart.

Carrito

Blog

La quiropráctica y los niños (cuida su columna, cuida su salud)

By 20 noviembre, 2017 No Comments
Quiropractico Madrid

Más del 90% de las afecciones de salud cotidianas deben su origen a una subluxación vertebral, o lo que es lo mismo a una desalineación de unas vertebras con otras.

En la infancia hay muchos factores desencadenantes de subluxaciones, por eso es tan importante la educación postural y la prevención.

¿Cuándo se produce la primera subluxación?

La primera subluxación suele producirse en el parto la gran presión que se ejerce sobre la columna cervical del bebé (aproximadamente 30 kg), tan frágil y delicada, suele producir, justamente, la primera subluxación vertebral. Esta fuerza aplicada a la cabeza y el cuello del recién nacido provoca que la primera o segunda vertebras cervicales o ambas queden fuera de lugar y afecten el normal crecimiento y desarrollo. Es por eso la importancia del cuidado y chequeo constante de la alineación de la columna desde la niñez, como la clave para alcanzar una salud plena.

 

Además en la niñez, con sus juegos, caídas, accidentes y cargas excesivas de peso, constituye a menudo una etapa de mucho riesgo en la vida. Aunque los niños parecen de goma, no lo son, los golpes, incluso los más leves, producen daños en la columna vertebral, amenazando su salud actual y futura. Al hacer presión sobre la columna vertebral, estos traumas crean interferencias en el sistema nervioso (hay que recordar que la columna protege la frágil médula espinal), poniendo en peligro su salud. Aparentemente  no observamos ninguna anomalía en su crecimiento ni en sus aptitudes, pero a posteriori  pueden aparecer patologías o alteraciones por un mal funcionamiento en el sistema nervioso.

 

 

Escoliosis, hiperactividad y alergias…

Hoy en día se habla mucho por ejemplo de hiperactividad y déficit de atención, aunque  también padecen mucho de alergias, infecciones de oído, asma, y escoliosis.

Desgraciadamente el 90% de los casos de escoliosis se dia­­gnostica demasiado tar­de porque es casi imposible de detectar a simple vista. A estas alturas, no se corrige pero la Quiropráctica ofrece importantes perspectivas de mejora. Por lo tanto, la importancia de una prevención adecuada es primordial.

El resto de las patologías se tratan directamente con medicación  que a la larga puede afectar a otros órganos, sin ponernos a pensar que puede haber otros medios nada invasivos como La quiropráctica. Está claro que la mayoría de estas patologías vienen asociadas a una disfunción o alteración del sistema nervioso, con lo cual se obtendría una mejoría notable con la liberación de este a través de un cuidado quiropráctico. Los  beneficios más comunes estos cuidados pueden aportar al niño son;

  1. Fomentar la buena postura
  2. Apoyar en la salud y en el bienestar en general
  3. Ayudar a fortalecer su sistema inmunológico reduciendo la incidencia de resfriados, otitis y enfermedades
  4. Ayuda a su capacidad de concentración
  5. Ayuda en los cólicos del bebe
  6. Ayuda con los trastornos de conducta
  7. Alivia los problemas digestivos
  8. Ayuda con el asma y otras dificultades respiratorias

La quiropráctica utiliza métodos suaves y adecuados adaptados desde el nacimiento del niño hasta su adolescencia. Por eso empecemos a cuidar la columna de nuestros hijos para que en un futuro puedan tener una vida más saludable.

Call Now Button
Hola ¿En que podemos ayudarte ?
Powered by