was successfully added to your cart.
Blog

La Neuroplásticidad y la quiropráctica

By 19 noviembre, 2018 No Comments

LA QUIROPRÁCTICA IMPACTA POSITIVAMENTE EL FUNCIONAMIENTO DE TU CEREBRO 

Una cortita historia de la neuroplasticidad

En 1793 el anatomista italiano Michel Vicenzo observó que el cerebro (y específicamente el cerebelo) tenía más volumen cuando un animal estaba  entrenado en comparación con uno que no lo estuvo.

En 1890 William James propuso que el cerebro y sus funciones no son fijas y que evolucionan a lo largo del crecimiento del ser humano.

Sin embargo, durante más de un siglo los neurocientíficos  pensaban y profesaban que el sistema nervioso de una persona adulta nunca cambiaba. Con otras palabras, que el cerebro y sus funciones no cambian después de una cierta edad  y continua de la misma manera hasta la muerte.

Pero los “rebeles” David Hubel y Torsten Wiesel desmontaron el contrario y ganaron el premio nobel por sus investigaciones en 1981.

¡Tu cerebro cambia!

La neuroplasticidad es la capacidad de tu cerbero a crear o destruir  células nerviosas y con ellas nuevos caminos neurológicos.  La mayoría de la gente está familiarizada con el efecto negativo de este proceso. Sin embargo, la neuroplasticidad positiva que resulta del aumento de las funciones cognitivas, de la memoria y de la capacidad de sanación pueden estar estimuladas de varias formas.

¿El milagro de la quiropráctica?

Hace tiempo el Doctor en quiropráctica Ted Carrick, líder en el campo de la quiropráctica neurológica, fue entrevistado por el canal ABC Nightline y declaró:

“Pienso que los milagros ocurren de vez en cuando. Los así llamados milagros, los vemos más frecuentemente en las consultas quiroprácticas, los vemos todos los días, así que no son realmente milagros.”

Tu cerebro y tu sistema nervioso, literalmente, controlan todas las funciones y todos los órganos de tu cuerpo entero. La atención, el equilibrio y la postura, la respiración, el ritmo cardíaco, la presión sanguínea, la digestión, la función sexual, la producción de hormonas, y la respuesta inmune (entre miles de otras funciones) son controlados por el sistema cerebro y los nervios. Cuando la función de su cerebro y el sistema nervioso es óptima su cuerpo funciona bien.

Muchas personas tienen una visión estrecha de lo que pueden conseguir de un cuidado quiropráctico, centrándose simplemente en su capacidad para aliviar el dolor de forma natural. Sin embargo, la atención quiropráctica ofrece muchos beneficios más sorprendentes que el asombroso alivio del dolor. El origen del cuidado quiropráctico es la optimización del funcionamiento de su cerebro y sus nervios. El propósito general es eliminar la presión sobre el sistema nervioso que provoca el deterioro mental y lograr así la neuroplasticidad positiva.

Una sólida base científica

Una investigación muy interesante presentada en el Simposio Internacional de Investigaciones y Filosofía celebrado en Sherman Colegio de Straight Chiropractic demostró el efecto positivo que tiene los ajustes quiroprácticos sobre el cerebro.

Otro estudio demostró como un ajuste quiropráctico a nivel cervical impacto de forma positiva a la integración sensomotora.

Y para terminar subrayaron también el impacto positivo que tiene la técnica quiropráctica Network Spinal Analysis sobre el funcionamiento del sistema nervioso tal como mejoría en los trastornos del movimiento, en el desarrollo del lenguaje, en la coordinación y el equilibrio.  Insistamos que esta técnica no tiene el propósito de curar estas “enfermedades”, sino que tiene por objetivo optimizar la coherencia del sistema nervioso.

Si eres paciente de nuestra consulta seguramente ya has experimentado todos estos beneficios. Tu responsabilidad es  compartir tu testimonio con los demás. Si no eres paciente, llámanos y te informamos de todo y conocer cómo podemos ayudarte.