was successfully added to your cart.
Blog

La Alimentación y la inflamación

By 29 noviembre, 2018 No Comments

Inflamación en latín significa hacer fuego, cuando aparece una inflamación, realmente no es fuego como tal, pero si, una zona más caliente, que se produce cuando nuestro sistema inmunitario se activa para enfrentarse a algún tipo de infección, es una elevación de la temperatura debido a que la zona dañada segrega unos compuestos químicos y los glóbulos blancos a la vez forman una sustancia para combatirlos.

En muchos casos no es perceptible,pues puede producirse en zonas que no son dolorosas y que no se encuentran en una zona externa que podamos aprecia.  La inflamación silenciosa, es un concepto que se refiere a la inflamación imperceptible de un órgano o tejido ante un desequilibrio crónico.

Está causado por una alimentación inadecuada, sobrepeso, sedentarismo o estrés, lo cual progresivamente altera el metabolismo en general, cardíaco, articular, cerebral, hepático… cualquier víscera sometida a una sobrecarga.

En un órgano como el hígado, los síntomas de la inflamación aparecen en estado avanzado. De hecho, muchas veces se detecta cuando ya es demasiado importante o cuando el órgano o la zona están muy afectados. También existe la inflamación crónica, esto sucede cuando esta aparece antes de que aparezca el daño o no desaparece cuando el tejido está sano, aquí puede haber una alteración del sistema inmunológico y en estos casos se puede dañar el ADN y hay mucho más peligro de que aparezcan enfermedades graves como el cáncer.

Todo esto hay que tenerlo en cuenta, pues la alimentación juega un gran papel en estos procesos.Todos los alimentos se clasifican en  inflamatorios y anti inflamatorios, y en ácidos y alcalinos.

Nuestro PH tiende a ser alcalino y un exceso de alimentos ácidos o inflamatorios puede llevar a la enfermedad, sin embargo, una dieta rica en alimentos alcalinos y antiinflamatorios nos aportara, no solo, más longevidad sino también una mayor calidad de vida. De hecho, estos alimentos previenen no solo el cáncer sino la artritis y enfermedades coronarias.

Alimentos ácidos

Entre los alimentos ácidos, y que tenemos que reducir en nuestra dieta, se encuentran casi todas las carnes, algunos pescados y mariscos, como la merluza, el salmón y las almejas, los lácteos, las grasas, los productos refinados, el café y otras sustancias químicas que interviene en los procesos de manipulación de alimentos y en algunos medicamentos.

Alimentos alcalinos

Entre los alimentos mas alcalinos están, principalmente, la mayoría de las verduras, las frutas, los frutos secos, los aceites alimentarios de calidad, las especias, los probióticos y muchos minerales como el magnesio.

Un ejemplo de alimentos muy alcalinos podrían ser el limón, la berenjena, el aguacate, la pera, el pepino, las espinacas, el brócoli, el apio, el ajo, el jengibre, las almendras, rúcula, lechuga……..

El organismo tiene que tender a alcalinizarse para estar sano.

Alimentos inflamatorios

Los grupos de alimentos mas peligrosos y que pueden intervenir en procesos inflamatorios son los azucares y carbohidratos como refrescos, dulces, carne roja, alcohol, aditivos artificiales, y azucares en general y los alimentos procesados por su alto contenido en conservantes, azucares y aditivos químicos.

Alimentos antiinflamatorios

Las frutas y las verduras con más antioxidantes, que son las que tienen los colores más vivos arándanos, fresas, hojas verdes y cebolla.

Ácidos grasos omega 3 (pescados, nueces) y aceite de oliva virgen extra.

CINCO ANTI INFLAMATORIOS NATURALES POTENTES

  1. Áloe Vera

Destaca fundamentalmente por su propiedad antiinflamatoria y analgésica natural. La gente prefiere elegir áloe vera sobre cualquier otro remedio con hierbas. Tiene fuertes propiedades curativas, y a menudo se utilizan en el tratamiento de pequeñas abrasiones de la piel. El Aloe Vera ayuda a reducir la inflamación y aliviar el dolor a pacientes con esguinces, torceduras, artrosis o artritis.Pero no es un tratamiento, sino que actúa mejorando los síntomas.

Aplica un poco de gel de áloe vera localmente para aliviar la artritis y dolor en articulaciones.

 

  1. Cúrcuma

Es una especia amarilla culinaria ampliamente utilizada en el sudeste asiático. La curcumina es una sustancia de la cúrcuma que tiene muy potentes propiedades anti inflamatorias y antioxidantes.  Gracias a estas propiedades anti inflamatorias, la cúrcuma es un aliado para los pacientes que sufren de reuma, artritis y síndrome del túnel carpiano (en la muñeca, algo muy frecuente en la

actualidad por el uso excesivo del teclado).

Es especialmente eficaz en el alivio de la rigidez matinal y la inflamación articular. 1,200 mg de cúrcuma tienen el mismo efecto que 300 ml de fenilbutazona, cuando se trata de tratamiento de la artritis. A diferencia de otros remedios a base de hierbas, la cúrcuma da mejores resultados en el alivio del dolor en las articulaciones cuando se consume por vía oral.

3.jengibre

Analgésico y anti inflamatorio para uso externo:

Los indios han utilizado el jengibre durante siglos, sobre todo para aliviar el dolor y la hinchazón. Estudios recientes han demostrado que las enzimas proteolíticas que afectan a la dilación de las proteínas tienen fuertes efectos anti inflamatorios. Estos compuestos dan su fuerte sabor y propiedades anti inflamatorias, lo que lo hace buen candidato para el uso contra la artritis y dolor en articulaciones.

Se puede aplicar en forma de compresa para aliviar dolores articulares como lumbago, ciática, reumatismo sobre todo cuando se precisa calor, o sea la zona está con enfriamiento. Si la región de la lesión está caliente mejor consumirlo a nivel interno.

  1. Corteza de sauce

Según los registros históricos de corteza de sauce se utilizó por primera vez en el año 500 aC.  por los chinos, que usaban entre otras hierbas ésta en especial para aliviar el dolor, el tratamiento de la fiebre y la temperatura alta.

Los nativos americanos también han utilizado este remedio natural para tratar dolores de cabeza, dolores musculares y reumáticos. La corteza de sauce alivia la

artrosis, que se relaciona con el dolor en las articulaciones, especialmente en la parte posterior de la rodilla, el cuello y las caderas.

  1. Romero

El romero es una planta que tiene unas propiedades muy beneficiosas para el cuerpo humano lo que lo convierte en uno de los antiinflamatorios naturales más efectivos. El romero puede utilizarse como calmante para el dolor articular.

Además de sus efectos antiinflamatorios, los estudios han encontrado que el romero puede reducir los niveles de cortisol y ayudar a reducir la ansiedad.

 

El estrés, aunque no esté relacionado con la alimentación también produce inflamación pues promueve que el organismo se acidifique