Bienestar

Evolución y experiencia del paciente

By 13 abril, 2022 No Comments
evolucion paciente

Cada paciente es diferente en la manera de contactar con nosotros, unos por recomendación, otros por internet o nuestra web, por publicidad, por las ferias que también realizamos y, por último y no menos importante, los que no saben dónde acudir. Pero todos tienen algo en común: un malestar al que no le encuentran solución, ya sea físico o mental, y que de alguna manera entienden que la quiropráctica les puede ayudar.

Historia de un pacienteevolucion paciente

Cuando una persona no puede dormir, apenas se puede mover o siente molestias aparentemente injustificadas de cualquier tipo decide buscar una solución que, a veces, lleva años buscando y a la que no le han dado respuesta. Entonces llega a sus manos una información sobre un posible remedio a sus problemas de salud y se pone en contacto con nuestro centro quiropráctico en Madrid.

Cuando acude a su primera visita suele llegar con dudas y a veces escéptico. Habitualmente le tranquiliza cuando ve el tiempo que se le dedica y las pruebas que se le realizan. Al mismo tiempo se le facilita una sesión informativa para aclarar las dudas y asegurar su confianza. Entonces es cuando entiende como nuestro quiropráctico Madrid va a trabajar con él sobre su columna y su sistema nervioso.

Vemos que una parte muy importante para el paciente es cuando recibe el informe y se le explica las pruebas realizadas, plan de cuidado, etc. Percibe una solución a su problema y ve posible que en un tiempo determinado va a tener resultados y mejorías.

Evolución

A lo largo de la primera fase nota cambios que pueden ser desconocidos y pueden surgir preguntas ya que a veces hay molestias o sensaciones de mejoría que son diferentes a lo que habían sentido hasta entonces.evolucion paciente

Continuando con el cuidado llegamos a la segunda fase, en la cual su cuerpo va experimentando más sensaciones y ha asumido la técnica. Con ello se siente más seguro de sí mismo pues nota más energía y es capaz de gestionar mejor las molestias que vayan quedando u otras que puedan aparecer. Además, en esta fase puede llegar a gestionar mejor las ocupaciones y situaciones que le surjan y que antes le hubieran bloqueado. En esta etapa sienten más bienestar físico y mental.

El paciente llega a la tercera fase (Fase de Bienestar), en la que tiene más dominio sobre su cuerpo y su mente y puede que sea capaz de recuperarse solo ante cualquier problema sea físico o mental. Ha conseguido entender a través de la constancia y continuidad y de las diferentes sensaciones que ha ido experimentando, lo importante que es el mantenimiento del cuidado quiropráctico y ahora tiene un profesional de referencia en el que poder confiar.