Blog

Disfruta del mar y sus beneficios!

By 19 junio, 2017 No Comments
qquiropractico madrid

 

A pesar del título, no solo puedes disfrutar y aprovechar los beneficios del mar en veranoAlgunos privilegiados lo tienen cerquita todo el año, y pueden hacerlo los 365 días.

Ni que decir que el simple hecho de estar sentado frente al mar o darse un relajante baño ya nos aporta una sensación de bienestar y relax que nos inunda (nunca mejor dicho) de armonía. Sin embargo, son otras muchas las propiedades que el agua de mar posee y que pueden contribuir a mejorar nuestra salud. La presencia de zinc, sodio, yodo, potasio y oligoelementos, entre otros factores, son los que le confieren esas maravillosas propiedades que a continuación mencionamos, toma buena nota:

  • Mejora problemas de piel tales como la psoriasis o el acné,  y ayuda en el proceso de cicatrización de heridas por su efecto antibiótico.
  • Alivia los síntomas de la artrosis, la artritis y otros procesos reumáticos.
  • Favorece la relajación muscular por la acción del yodo, por lo que es ideal en la recuperación de lesiones.
  • El respirar la brisa marina, tal y como demuestran recientes estudios científicos, ayuda en la recuperación de enfermedades respiratorias infecciosas y alergias, eliminando las bacterias, descongestionando y lubricando las vías respiratorias. También se pueden realizar gárgaras o aplicar de forma nasal  en caso de mucosidad. El  medio salino y básico del mar  no permite la vida de los microbios y por ello, es tan efectiva en estos casos.
  • Por el mismo motivo que es beneficioso para procesos respiratorios, también ayuda a eliminar problemas bucales como caries, llagas o inflamación de encías. Por ello se recomienda utilizarlo como colutorio.
  • Disminuye el estrés y la ansiedad por la presencia del magnesio.
  • Contribuye a relajarte y estar en paz. Nadar y flotar en el mar, estar en contacto con la naturaleza, respirar la brisa marina y sentir a la vez los rayos del sol consiguen que logremos una sensación de paz absoluta. Aprovecha esas circunstancias tan favorables para vivir el momento y practicar el estado de plena conciencia.

¡Ahora más que nunca, te apetecerá darte un buen chapuzón!