was successfully added to your cart.
Blog

El Glaucoma y la quiropráctica

El Glaucoma y la quiropráctica

Mañana día 12 de Marzo es el día Internacional del Glaucoma, con motivo de ello aqui os presentamos este artículo para conocer un poco más de cerca este enfermedad. ¡Feliz día!

 

¿Qué es un Glaucoma?

El Glaucoma es una serie de enfermedades que provocan daño irreversible y progresivo en el nervio óptico. Esto es clave para la visión ya que a través de ella las imágenes que recoge la retina convertidas en impulsos nerviosos se transmiten al cerebro para que las interprete y genere la visión.

Debido al propio Glaucoma se produce una muerte precoz de las células de la retina y con ello comienza a vaciarse de estas células y como consecuencia aparece una pérdida de funcionalidad y el campo visual va reduciéndose si no se trata a tiempo.

¿Qué factores influyen?

El principal factor es la Hipertensión ocular. Esto ocurre debido a que el liquido que baña el interior del ojo no drena bien y hace presión sobre el nervio óptico, creándole un estrés que no puede soportar el ojo.

No siempre se considera esto así, es decir, que hay pacientes que con la presión ocular alta no tienen Glaucoma y personas con la tensión ocular en 21 mm hg padecen de glaucoma.

El Glaucoma es una enfermedad multifactorial y no se conoce del todo el origen, se está investigando, pero parece prever que tiene que ver con los problemas vasculares ya que los vasos sanguíneos del interior del ojo son los más finos del cuerpo y a la vez los más frágiles.

También la predisposición genética es un factor de importante en algunos de los tipos de Glaucoma como el familiar (que es el más común) o el congénito.

¿Cómo prevenirlo?

La prevención del Glaucoma es un diagnóstico precoz de la propia enfermedad, ya que así controlamos la evolución antes que siga avanzando. Se recomienda hacer revisiones a partir de los 40 años para poder diagnosticarla.

La quiropráctica ayuda a que las personas con Glaucoma se puedan beneficiar y de hecho algunos de estos pacientes lo hacen. La quiropráctica trabaja en alinear las vértebras que estén bloqueadas y con ello libera el nervio y así fluye mejor la información por todo el organismo. La quiropráctica no cura el glaucoma si no que aydua al sistema nervioso a optimizarse y estar al 100%.

Así se va a ir produciendo una disminución de la tensión intraocular y mejorará la visión del paciente. Hay pacientes cuyo tratamiento era una operación y a día de hoy no han necesitado dicha operación.

¡Valora la quiropráctica como tu mejor cuidado!

 

 

**Información tomada de la página, www.imo.es( Centro de Microcirugía Ocular)

 

 

 

 

Hola ¿En que podemos ayudarte ?
Powered by