Bienestar

Como desconectar en vacaciones

By 12 abril, 2022 No Comments
Desconectar en vacaciones

Cómo desconectar en vacaciones y descansar al cien por cien

Llega el verano y con él las ganas de descansar y dejar atrás el trabajo, el estrés y poder disfrutar de unas merecidas vacaciones. Pero ¿qué sucede cuando llegan las vacaciones e intentamos desconectar del trabajo? Normalmente nuestro cerebro sigue trabajando y no desconecta hasta pasada al menos una semana. De hecho para nueve de cada diez españoles, es imposible desconectar en vacaciones. No llegar a desconectar durante el periodo estival es contraproducente tanto para la empresa como para el empleado. Desde nuestro centro quiropráctico Madrid te vamos a dar unos consejos para poder desconectar cuanto antes:

1- Deja todo atado antes de irte de vacaciones

Si tenemos un puesto importante  lo ideal es dejar todo cerrado a tiempo y saber delegar adecuadamente: «Hay que pensar en alguien que te sustituya, no en alguien que te esté avisando de lo que ocurra durante el tiempo que estás fuera».

2- Evita leer los correos cada 5 minutos o directamente no los leas En cuanto a los correos electrónicos, lo más útil es programar un mensaje de autor respuesta con un «ausente por vacaciones». Escribe postales en lugar de e-mails y dale una sorpresa a alguien cuando al abrir el buzón se encuentre que, además de facturas, tiene tu postal de puño y letra.

3- Apaga el móvil durante las comidas y olvídalo  en el apartamento u hotel

Tener el teléfono en el bolsillo muchas veces implica estar recibiendo llamadas de trabajo, mensajes de WhatsApp, o notificaciones constantes de correos electrónicos. Lo ideal sería olvidarse del móvilpor completo, pero suena a tópico Si no puedes desconectar el móvil por algún motivo acuerda que sólo te puedan llamar a una hora determinada y puedes echar un vistazo una vez al día a los correos,  por ejemplo, antes de ir a dormir, es más que suficiente.

4- Vuelve a los comercios tradicionales y disfruta de los libros y los periódicos:

Visita los mercadillos y las tiendas locales. Date el gustazo de mirar, ojear y trastear sin prisas.

Recalca la necesidad de mantener la concentración en una sola cosa: «Si se estás leyendo, estás leyendo; no sentado cinco minutos, luego me levanto a por el móvil, reviso si hay algo, me siento otro poco…». Igual que nos concentramos en el trabajo, y no debemos distraernos con otras cosas  concentrémonos en nuestro tiempo libre para disfrutarlo a tope. Cambiar el ritmo es importante para desconectar. Durante todo el año madrugamos, seguimos una rutina, vamos acelerados… pero las vacaciones son el momento para bajar el ritmo y dejar fuera las prisas. Las cosas despacio y que fluyan. Es fundamental lograr conectar con las cosas que nos hacen sentir bien y recrearse en lo que a uno le gusta.

Es tu momento y el de los tuyos y te lo mereces, no lo desperdicies.