Seguir directamente al contenido
Quir Optimo background image of family playing in the park

Comida sana para aliviar el calor

Llega el verano y parece que nunca hemos pasado tanto calor y se nos hacen cuesta arriba todas nuestras actividades diarias, pues también nos cuesta  dormir por las noches y estamos más cansados. Pero nuestro cuerpo se adapta al clima porque está diseñado para aguantar situaciones extremas, y los cambios de temperatura a los que estamos sometidos habitualmente no son demasiado drásticos, pero  también es verdad que a veces sufrimos golpes de calor por una mala gestión de nuestros hábitos, por todo esto no podemos llevar el mismo ritmo ni la misma alimentación en verano que en invierno, por eso,  si   ponemos de nuestra parte la adaptación será mucho más rápida y nos sentiremos mucho mejor.

La alimentación es uno de los factores más importantes para combatir las temperaturas extremas, por eso los alimentos son muy diferentes en cada estación del año, porque dependiendo de las necesidades de cada estación tienen unas características distintas por eso es tan importante saber que legumbres, frutas, verduras, pescados,….pertenecen a cada temporada.

¿Qué debo comer en verano ?

En el verano las frutas tienen menos calorías y mucha más agua como la sandia, el melón, la ciruela, la cereza, el melocotón, e incluso algunas como el albaricoque nos protegen del sol.  

Ademas gracias a su variedad podemos tomarlas enteras, en zumo, en helado incluso en granizado y disfrutar de una gran variedad de sabores y texturas.

El invierno es la estación del frío y de virus diversos, como los de los resfriados y los de la gripe, que necesitan bajas temperaturas para propagarse. De ahí que sea necesario reforzar el sistema inmunitario, y la naturaleza nos aporta los cítricos, frutas muy ricas en vitamina C, que tiene la propiedad de reforzar nuestras defensas.

Los frutos secos, como la avellana, la almendra, las nueces y los piñones, se recolectan en otoño se consumen en abundancia durante el invierno.Como tienen un elevado valor calórico, se aconseja  su mayor consumo en otoño e invierno y después de hacer ejercicio .ya que ayudan a regenerar los tejidos y proporcionan mucha energía, y en verano en menos cantidad pero ideales para añadir a ensaladas.

En verano las verduras al igual que las frutas son mucho más ligeras como el calabacín, la calabaza, las judías verdes, la cebolla, el pepino, el aguacate…. Son muy adecuadas para hacer cremas, gazpacho, tortilla, puding ligeros incluso zumos mezcladas con frutas.

Las propias del invierno tienen un verde intenso y aportan muchos minerales como las espinacas, las acelgas, el cardo, la alcachofa, la escarola, la coliflor, las coles de Bruselas, la col, el brócoli…

Las legumbres son un alimento imprescindible para nuestra salud, y dependiendo de la estación lo que varia es la cantidad y la manera de preparación, así como en invierno las hacemos guisadas, en verano  las tomamos en ensalada y en mucha menos cantidad, pues aportan una gran cantidad y calidad de nutrientes muy importantes para nuestro organismo.

También hay alimentos que por su diversidad en nutrientes se recolectan todo el año, como la zanahoria, el plátano, el ajo, el tomate…

La proporción de calorías, de nutrientes y de agua de los alimentos son muy importantes a la hora de regular la temperatura de nuestro cuerpo, por eso para pasar un verano más agradable debemos adaptarlos intentando  consumir los de la temporada, aumentar la ingesta de jugos, comer más crudo y menos cocinado y reducir considerablemente la cantidad.

 

 

Seria aconsejable disponer de una tabla de alimentos de temporada.

http://www.natursan.net/

 

 

 

 

  • Lunes 10:30 am - 2:30 pm4:00 pm - 8:00 pm
    Martes 10:30 am - 2:30 pm4:00 pm - 8:00 pm
    Miércoles 10:30 am - 2:30 pm4:00 pm - 8:00 pm
    Jueves 10:30 am - 2:30 pm4:00 pm - 8:00 pm
    Viernes 10:30 am - 1:30 pm
    Sábado Cerrado
    Domingo Cerrado